Prevención de ahogamientos, traumatismos craneoencefálicos y lesiones medulares en piscinas

Usted ha accedido a una información que no pertenece a la Sede electrónica

Para más información consulte nuestro apartado de Aviso Legal

Para evitar ahogamientos:

  • Elija lugares seguros para bañarse que estén vigilados por socorristas.
  • Vigile a los/las menores en todo momento cuando estén en el agua o jugando cerca de ella. No delegue esta responsabilidad en un niño/a más mayor.
  • Si no sabe nadar o no sabe nadar bien, utilice un chaleco salvavidas para bañarse. Los flotadores hinchables no son recomendables.
  • El consumo de alcohol antes de bañarse disminuye la capacidad de reacción ante un peligro o puede propiciar el adoptar conductas que puedan poner en riesgo nuestra salud.
  • Bañarse solo es muy peligroso, si le ocurriera algo, nadie podría verle.
  • Salga enseguida del agua si se encuentra cansado/a o siente frío.
  • Antes de meterse en el agua compruebe la temperatura y espere 2 horas después de haber comido.
  • Dúchese antes de entrar al vaso para que su cuerpo se adecue a la temperatura del agua.

Recuerde...

  • El ahogamiento se produce de forma rápida y silenciosa, la mayoría de las veces la víctima se perdió de vista en solo unos minutos.
  • Un bebé puede ahogarse en 30 centímetros de profundidad. No deje solo a su niño/a pequeño, aunque esté en una piscina de chapoteo.
  • La mejor medida de seguridad en las piscinas es el cercado perimetral de la piscina, aislándola de la vivienda y con una altura de 1,2 metros de altura y que no sea posible escalar.
  • Los/las niños/as deben avisar a los padres, madres o cuidadores cuando se vayan a meter en el agua y bañarse siempre acompañado/a.

Para evitar traumatismos craneoencefálicos y lesiones medulares

Evita las zambullidas

Tirarse de cabeza desde una gran altura, en sitios de poca profundidad o sin conocer si existe algún obstáculo en el fondo, puede producir lesiones muy graves.

  • No se lance al agua en zonas con poca profundidad o desde una altura elevada o donde pueda haber obstáculos o exceso de bañistas.
  • Compruebe cuidadosamente la profundidad del agua antes de sumergirse y evite bucear o saltar en aguas donde pueden no ser visibles otros/as nadadores/as y objetos.
  • Introdúzcase en el agua lentamente o tírese de pie varias veces antes de hacerlo de cabeza y, en este caso, recuerde que los brazos deben situarse en prolongación del cuerpo para proteger el cuello y la cabeza. Es conveniente que utilice las escaleras de la piscina para entrar al vaso.
  • Hay que tener especial cuidado con los/las niños/as cuando estos/as estén cerca del agua, incluso cuando la profundidad sea pequeña.
  • Evite el consumo de alcohol antes de cualquier actividad en el agua.
  • Evite correr alrededor del andén, existe riesgo de resbalar y darse un golpe con el borde.

Si se produce un accidente...Llamar al teléfono de emergencias 112

  • Y ante la necesidad de traslado, hay que inmovilizar el cuello del/la herido/a, evitar mover la columna y avisar a un/a profesional para que acompañe al accidentado/a, evitando en lo posible los vehículos particulares.

Fuente: Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad. Ver su página web

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos personalizados. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta su uso, pulse aquí para más información.

Cerrar
Subir Bajar