BOAM nº 8587 (21/02/2020)
Agencia Tributaria Madrid

346

Resolución de 14 de febrero de 2020 de la Directora de la Agencia Tributaria Madrid por la que se aprueban los criterios generales del Plan de Control Tributario 2020.

Por otra parte debe tenerse presente que las posibilidades de regularización en este tributo se redujeron de manera muy importante como consecuencia de la restrictiva doctrina sentada por el Tribunal Supremo sobre el concepto de Grupo de Empresa. A ello debe añadirse el carácter obsoleto de una gran parte de las tarifas y su falta de adecuación a la realidad económica actual, lo que también dificulta la inspección por la litigiosidad que suscitan en el TEAR las resoluciones de regularización e inclusión en matrícula en determinados epígrafes.

Finalmente, es esencial reforzar la coordinación con la información procedente de Catastro y Registro Mercantil, así como la colaboración institucional con la AEAT que ostenta la competencia en materia censal.

En consecuencia, las líneas de actuación en IAE se concretan en las siguientes:

En aplicación de una concepción de inspección integral, vinculada a la capacidad contributiva de las empresas, se revisará la situación de alta y tributación en este impuesto de los obligados objeto de inspección en ICIO, IIVTNU Y TASAS cuya actividad ponga de manifiesto la capacidad económica y cifra de negocios que determinan la tributación en IAE, tanto en lo relativo a la situación de alta, como a los parámetros que determinan la cuota, principalmente la superficie de los locales afecta a la actividad y cifra de negocio.

Se realizarán explotaciones de información mediante cruces de la matrícula de obligados tributarios con la información procedente de las bases de datos que se nutren del Registro Mercantil a fin de detectar empresas con cifra de negocios superior al millón de euros que no figuren en la matrícula del IAE.

En relación con la matrícula de obligados, se analizarán aquellas actividades que, en función de las variables de comparación que se determinen, pudieran no estar tributando por la superficie correcta.

Se realizarán explotaciones de información a partir de la matrícula de empresas que figuran exentas para comprobar la procedencia de la exención por cifra de negocio o inicio de actividad.

Se harán gestiones para reforzar la colaboración con la AEAT para la mejor coordinación entre las competencias censales que corresponden a dicha Administración y las propias de la Agencia Tributaria del Ayuntamiento de Madrid.

 

Impuesto sobre Construcciones, Instalaciones y Obras (ICIO).

 

Los criterios de planificación, selección y carga de actuaciones en este tributo vienen determinados por la naturaleza del impuesto, cuyo elemento central es el coste de la instalación, construcción y obra, lo que impone tener en cuenta, en primer término, esta variable a la hora de planificar la actuación inspectora, como esencial manifestación del principio de capacidad contributiva. Asimismo, ha de partirse de la primera fuente de información disponible sobre las obras e instalaciones: las licencias y declaraciones responsables presentadas en la Dirección General de Urbanismo, Agencia de Actividades y Distritos.

Como complemento al criterio inicial basado en el presupuesto, y dado que no es infrecuente la ausencia de declaración o declaración de presupuestos manifiestamente bajos en obras de reforma, incluso de cierta importancia, tales como acondicionamientos o reestructuraciones de locales, se hace necesaria una doble tarea para la detección de este fraude: en primer lugar la presencia de la inspección en la vía pública, en las zonas con mayor actividad económica de reforma de locales, para la detección de obras no declaradas; en segundo término la explotación de listados de obras con presupuestos inferiores a determinada cuantía para detectar omisiones parciales de bases imponibles.

En este tributo, por estar vinculado a las actuaciones urbanísticas competencia de las Juntas Municipales de Distrito, Área de Desarrollo Urbano Sostenible y Agencia de Actividades, en la misma línea fijada ya en planes tributarios de los ejercicios precedentes, debe reforzarse todo lo posible la coordinación entre la Inspección Tributaria y los órganos con competencia en la gestión de licencias y disciplina urbanística de obras e instalaciones y actividades.

Finalmente se continuará en la línea de años anteriores de seguimiento de las actuaciones de grupos inmobiliarios y de la evolución de las operaciones más relevantes del mercado inmobiliario y de la construcción.

En consecuencia, las líneas de actuación en este tributo serán las siguientes:

Se comprobará e investigará el coste real y efectivo de las obras correspondientes a licencias y declaraciones responsables que se encuentren por encima de determinado presupuesto.

Se investigarán los listados de licencias y declaraciones responsables de presupuestos menores a fin de detectar y seleccionar para inspección aquellas que pudieran resultar sospechosas, en función de la naturaleza de la obra e instalaciones, actividad, superficie, ubicación y otras variables significativas.

Se realizarán recorridos planificados en vía pública a fin de detectar obras no declaradas, esencialmente en materia de instalaciones y actividades.

Se comprobará la concurrencia de los requisitos para la aplicación de los beneficios fiscales, seleccionándose las actuaciones en función del tipo de beneficio y entidad de la obra.

Se realizará una labor de seguimiento del mercado inmobiliario y de la construcción a través de Internet, portales inmobiliarios, prensa especializada, etc.,

Se extraerá la información de los expedientes de inspección de obras que pueda ser relevante para otros tributos (IAE, IIVTNU, TASAS).

 

Impuesto sobre el Incremento de Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana (IIVTNU).

 

En relación con este impuesto, hay que advertir que todavía no se han despejado las dudas derivadas de las dos sentencias del Tribunal Constitucional en relación con la existencia de minusvalías en la transmisión del terreno.

La planificación y selección de actuaciones en este tributo viene condicionada esencialmente por las fuentes de información disponibles sobre las transmisiones de inmuebles, siendo la principal la explotación de los listados que envían los notarios y cuya depuración, que hasta 2018 realizaba la gestora del tributo, ha sido asumida por la Inspección en 2019.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos personalizados. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta su uso, pulse aquí para más información.

Cerrar
Subir Bajar