Saltar navegación

BOAM nº 8940 (28/07/2021)
Agencia Tributaria Madrid

2040

Instrucción de 26 de julio de 2021 de la Delegada del Área de Gobierno de Hacienda y Personal, en calidad de Presidenta del Consejo Rector del del Organismo Autónomo de la Agencia Tributaria de Madrid, para la fijación de los criterios de aplicación del Real Decreto Ley 10/2021, de 18 de mayo, por el que se adoptan medidas urgentes para paliar los daños causados por la borrasca «Filomena».

 

La presente instrucción tiene por objeto la fijación de los criterios de aplicación del Real Decreto Ley 10/2021, de 18 de mayo, por el que se adoptan medidas urgentes para paliar los daños causados por la borrasca «Filomena», y que introduce, en lo que ahora interesa, beneficios fiscales en el Impuesto sobre Bienes Inmuebles (en adelante, IBI) y en el Impuesto sobre Actividades Económicas (en adelante, IAE).

 

Concretamente, el citado Real Decreto Ley reconoce, en su artículo 4.1. una «…exención de las cuotas del Impuesto sobre Bienes Inmuebles correspondientes al ejercicio 2020 para los siniestros que hayan tenido lugar en 2020, y al ejercicio 2021 para los siniestros que ocurran en 2021, según lo recogido en el artículo 1, que afecten a viviendas, establecimientos industriales, turísticos, mercantiles, marítimo-pesqueros y profesionales, explotaciones agrarias y forestales, locales de trabajo y similares, dañados como consecuencia directa de los siniestros a que se refiere el citado artículo, cuando se acredite que tanto las personas como los bienes en ellos ubicados hayan tenido que ser objeto de realojamiento total o parcial en otras viviendas o locales diferentes hasta la reparación de los daños sufridos, o pérdidas en las producciones agrícolas y ganaderas que constituyan siniestros cuya cobertura no resulte posible mediante formula alguna de aseguramiento público o privado».

 

Y, en el artículo 4.2. «… una reducción en el Impuesto sobre Actividades Económicas correspondiente al ejercicio 2020 para los siniestros que hayan tenido lugar en 2020, y al ejercicio 2021 para los siniestros que ocurran en 2021, según lo recogido en el artículo 1, a las industrias de cualquier naturaleza, establecimientos mercantiles, marítimo-pesqueros, turísticos y profesionales cuyos locales de negocio o bienes afectos a esa actividad hayan sido dañados como consecuencia directa de los siniestros a los que se refiere el citado artículo, siempre que hubieran tenido que ser objeto de realojamiento o se hayan producido daños que obliguen al cierre temporal de la actividad».

 

De conformidad con lo dispuesto en el citado Real Decreto Ley dos son los requisitos exigidos para tener derecho a los beneficios fiscales: por una parte, que se haya producido un daño en un inmueble, ya sea vivienda o local en el que se ejerce una actividad, causado directamente por los efectos derivados de la borrasca «Filomena»; y, por otra parte, que como consecuencia de tales daños se hubiera producido un realojo de bienes y personas, total o parcialmente, en otra vivienda o local, o, en el caso del IAE, que como consecuencia de dichos daños se hubiera tenido que cesar temporalmente en el ejercicio de la actividad.

 

En el caso, por su parte, de las producciones agrícolas o ganaderas, a efectos del reconocimiento de la exención en el IBI, solo se exige que se hayan producido pérdidas, como consecuencia directa de la tormenta, cuya cobertura no resulte posible mediante formula alguna de aseguramiento público o privado.

 

Nada más dice el citado Real Decreto Ley sobre las condiciones en las deberán solicitarse dichos beneficios fiscales, ni sobre la forma de acreditar los requisitos cuyo cumplimiento determinarían el reconocimiento de los mismos.

 

En fecha 24 de mayo de 2021, por la Dirección General de Estabilidad Presupuestaria y Gestión Financiera Territorial se ha dictado una nota informativa sobre cuestiones procedimentales en aplicación del Real Decreto Ley indicado, cuyo apartado 2, en relación con el ámbito de aplicación dispone que «El Real Decreto-ley 10/2021, de 18 de mayo, en su artículo 1, ha declarado zona afectada gravemente por una emergencia de protección civil las comunidades autónomas contempladas en el Acuerdo del Consejo de Ministros de 19 de enero de 2021 (1/2021) como consecuencia del episodio "Filomena", ampliando dicha declaración por el artículo 1 del Real Decreto-Ley a otras comunidades autónomas.

 

Las comunidades autónomas afectadas por dicha declaración son las que relacionan a continuación: Principado de Asturias, Canarias, Cantabria, Cataluña, Castilla y León, Castilla-La Mancha, Andalucía, Aragón, Madrid, Región de Murcia, La Rioja, Navarra y Comunidad Valenciana».

 

Y el apartado 3 señala, a continuación, lo siguiente: «Para la aplicación de los beneficios fiscales anteriores los ayuntamientos, a petición de los afectados, deben comprobar previamente que dichas solicitudes cumplen los requisitos establecidos en el artículo 4 del Real Decreto-ley 10/2021, de 18 de mayo.

 

En consecuencia, estas exenciones de la cuota no podrán ser declaradas de forma general a todos los sujetos pasivos, sino que son necesarias tanto la solicitud expresa del beneficiario como la verificación de los daños sufridos.

 

Las comprobaciones señaladas en los párrafos anteriores serán detalladas en el informe del interventor que se recoge en un Anexo del punto siguiente».

 

De lo dispuesto en la nota de la Dirección General de Estabilidad Presupuestaria y Gestión Financiera Territorial deben extraerse dos conclusiones: por un lado, que el beneficio fiscal (exención, en el caso del IBI, reducción en el caso del IAE), debe solicitarse expresamente; por otro lado, que el Ayuntamiento correspondiente está obligado a verificar el cumplimiento de los requisitos exigidos.

 

Teniendo en cuenta, por tanto, todo lo anterior, para el reconocimiento de la exención en el IBI y/o de la reducción en el IAE deben seguirse los siguientes criterios de actuación.

 

I. Plazo para la presentación de la solicitud.

El beneficio fiscal deberá solicitarse expresamente por el sujeto pasivo antes del día 1 de enero de 2022, en instancia general que deberá dirigirse a la Agencia Tributaria Madrid y presentarse en cualquiera de los Registros oficiales habilitados para la presentación de documentos en el Ayuntamiento de Madrid.

 

II. Compatibilidad con otros beneficios fiscales.

En el caso del IBI, y teniendo en cuenta que el beneficio fiscal regulado es una exención, su aplicación excluirá la aplicación de cualquier otro beneficio fiscal para el mismo ejercicio. Asimismo, la aplicación de cualquier otra exención excluye la aplicación de la prevista en este Real Decreto Ley.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos personalizados. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta su uso, pulse aquí para más información.

Cerrar
Subir Bajar